Beneficios de tocar la Kalimba

¿Porqué tocar la Kalimba?

La kalimba, al igual que cualquier otro instrumento musical, produce ciertas mejoras considerables en el desarrollo de nuestro cerebro. Diversos estudios como el famoso “los efectos de tocar un instrumento en el desarrollo cerebral” dirigido por James Hudziak es uno de los más avanzados y extensos en cuanto a la materia. Dentro de los múltiples beneficios destacamos los siguientes:

Coordinación:

La coordinación en un factor esencial dentro de la práctica de cualquier instrumento. Si te propones aprender a tocar un nuevo instrumento será necesaria en primer lugar la comprensión y aprendizaje de las partituras correspondientes y además tendrás que adjudicar a cada símbolo un movimiento correspondiente. Esto al principio es realmente complejo pero con dedicación y esfuerzo conseguirás la coordinación suficiente como para dominarlo.

Memoria:

Diversos estudios también señalan que existe una relación entre la memoria y la práctica musical, tanto tocarla como escucharla.

Fomenta la creatividad:

La más obvia pero igual de importante. La práctica de algún instrumento al igual que cualquier otra forma de arte fomenta la creatividad, una de las capacidades más importantes del ser humano y que está teniendo una gran importancia en los tiempos que vivimos.

Autodisciplina y constancia:

Aprender a tocar un instrumento no es un camino de rosas, requiere de cierto esfuerzo y dedicación, sin embargo, si eres constante y disciplinado este pequeño sacrificio se verá rápidamente recompensado con la satisfacción de ir aprendiendo poco a poco.

Reduce el estrés y la ansiedad y mejora el procesamiento emocional:

Y es que el hecho de que puedas apoyarte en la creatividad para expresar tus propias emociones y sentimientos en vez de dejarlos encerrados en ti hace que tocar un instrumento fomente esa liberación que permite lidiar con las emociones de una manera mucho más saludable y efectiva. Así mismo está demostrado que tocar un instrumento ayuda a disminuir los niveles de cortisol, también llamada la “hormona del estrés” lo que directamente influye de manera positiva en nuestro bienestar personal.

Sin duda una de las mejores y más bonitas actividades a las que se le puede dedicar tiempo, aprender a tocar un nuevo instrumento.