Cuidados y mantenimientos de una kalimba

Cuidados de la kalimba

Mantenimiento:

Al igual que otros instrumentos de madera, uno de los principales motivos del deterioro del instrumento son las temperaturas extremas o el cambio drástico de una a otra.

Por eso mismo es recomendable nunca tener la kalimba a temperaturas ni muy altas ni muy bajas ya que la madera podría sufrir daños imposibles de reparar.

Otro factor a tener en cuenta es la humedad, no debería bajar nunca del 40% ni a más de 60%  de humedad relativa en el aire. Cuando es menor de 40 corremos el riesgo de que la madera se raje poco a poco. Cuando es mayor que  60 es posible que se puedan producir progresivas pérdidas de sonido.

Limpieza

En cuanto al cuidado de la madera, a la hora de limpiarla existen una gran cantidad de productos especiales que podemos utilizar, sin embargo, nosotros consideramos que es suficiente con frotar el cuerpo de la kalimba y las varillas con un paño de algodón mojado muy ligeramente.

Si tienes en cuenta todos estos factores la kalimba no debería de sufrir ningún problema.